¿Qué tiene de especial la comida americana para los extranjeros?

¿Qué tiene de especial la comida americana para los extranjeros?

Alimentación & bebida

Un de las comidas que más se vende en todo el mundo es la de Estados Unidos rompiendo las fronteras a nivel mundial.  Muchas personas que visitan este país de alguna manera u otra ya conocían de la fama de su comida, por su gran sabor y grandes porciones, a través de las cadenas o franquicias establecidas alrededor del mundo, así como en la televisión, el cine, las redes sociales y la influencia ejercida por la presencia de personas norteamericanas, como turistas o residentes en otros países. Además que siempre se encuentra entre las primeras opciones de tipos de comida como esta que puedes pedir online. Un aspecto que puede definir a la cocina americana es que sus recetas y elaboración son sencillas y muy rápidas, sin sacrificar lo gustoso de su sabor, al punto de ser considerada una sabrosa comida rápida o Fast Food en su idioma, esto tiene mucho que ver con el estilo de vida acelerado que vive esta sociedad, donde el tiempo tiene mucho valor y sus agendas están siempre ocupadas.  Lo práctico tiene mucho importancia. Además que la mayoría de las personas relacionan a la comida americana con comidas que tienen origen en otros países pero se popularizaron en estados unidos como la hamburguesa, la cual se originó en Alemania pero fueron los inmigrantes alemanes que la hicieron popular a nivel mundial en Estados Unidos

 

Sin duda alguna es una comida que se caracteriza por su sencillez y rápida elaboración, y con un sabor espectacular.  Presentan una gran variedad de platos, atractivos y apetecibles a grandes y chicos.  Su alimentación se basa en grandes cantidades de carbohidratos representados en las harinas del pan de los emparedados, hamburguesas y perritos calientes o hot dogs, por las famosas papas fritas, el popular Mac and Cheese, los tradicionales panqueques, las donas, los waffles, los cinnamon rolls y la amplia gama de postres, con sus estrellas el rico pastel de limón, el cheese cake, las galletas de chocolate chips, la torta de chocolate, y cerramos con el sin igual pastel de manzanas  y los suculentos brownies, ambos calentitos y acompañados de un rica bola de helado de mantecado.

Otros platos que caracterizan la cocina americana  son aquellos a base de proteínas animales.  Es impresionante la gran cantidad de restaurantes especializados en los diferentes tipos de carnes.  Existen grandes cadenas o franquicias que se dedican a la venta de pollo frito, como lo es Kentucky Fried Chicken; pescados y mariscos, como Red Lobster; carne de res, como Golden Corral SteakHouse; y carne porcina, L&L Hawaiian BBQ, siempre acompañada de sus salsas barbacoa.  

Ahora bien, siempre hay lugar para el choque cultural cuando de comida se trata.  Todas las comidas tienen su encanto y todas reflejan lo autóctono de cada país.  En otras palabras, podemos decir que la comida de cada país es su carta de presentación, a través de la cual podemos conocer las distintas culturas.  La comida americana ha sido fuertemente calificada como comida chatarra, por su alto contenido de grasas y harinas, desfavorables para la buena salud.  Sin embargo, también existen muchas recetas  sanas y platos conformados por gran variedad de vegetales, así como muchas alternativas para sustituir las grasas saturadas por las grasas insaturadas, y el azúcar por edulcorantes naturales o artificiales.  Dado que el tiempo tiene gran valor para la cultura norteamericana, ellos se han enfocado más en lo rápido y pre elaborado, razón por la cual aprecian las reuniones  familiares o fiestas patria, cuando con calma disfrutan de la comida casera elaborada sin apuros, utilizando las recetas tradicionales de las abuelitas y en compañía de sus seres queridos.

Muchas son las críticas que recibe la cocina americana pero algo en lo que la mayoría conviene es que es atractiva, gustosa, sabrosa y muy variada.  Sus desayunos pueden ser muy variados, a escoger entre cereal con leche, avena, grits, huevos revueltos, tocineta, pan tostado, biscuits, mermelada, jugo de naranja y/o café.  Sus almuerzos son rápidos o ligeros dado que tienen poco tiempo para comer y regresar a su trabajo o actividades, y entre las opciones se encuentran las más populares como la hamburguesa con queso, el perro caliente, el sándwich, las papas fritas y las ensaladas.  Sus cenas suelen ser más completas o pesadas, teniendo más oportunidad de comer en familia y tranquilos en casa, y constan de sopas o cremas,  lasaña o espagueti con salsas, asado de carnes, pastel de carne molida, pollo frito, puré de papas, cacerola de vegetales, pan de maíz recién hecho, entre otros productos. 

Más Alimentación & bebida