¿Qué saber antes de firmar un crédito personal en una entidad bancaria?

¿Qué saber antes de firmar un crédito personal en una entidad bancaria?

Creditos & Préstamos

Los préstamos bancarios se presentan como una solución financiera para las personas que han sufrido los golpes del coronavirus. Pero ¿lo son realmente o pueden convertirse más bien en lo que dice el dicho: ‘pan para hoy y hambre para mañana’? Hay ciertos términos que debemos conocer para asegurarnos de que, en caso de que pidamos dinero a una entidad, podamos devolverlo. 

 

Primero, debemos analizar nuestra situación financiera y pensar en cuánto realmente necesitamos. Podrías hacerte preguntas tales como: 

  • ¿Necesito en realidad pedir dinero? 

  • ¿Por qué estoy pensando en pedirlo? 

  • ¿Es verdaderamente urgente mi situación?

Preguntas como estas y parecidas, te permitirán reconocer de manera transparente tu situación actual y tomar una decisión con la cabeza fría. Si finalmente decides que sí necesitas un crédito, recuerda que es importante conocer las opiniones de otros usuarios con respecto a las distintas entidades, y en eso, en ReviewsBird.es podemos ayudarte. Echa un vistazo a lo que otros piensan y ten la tranquilidad de que con base a ello, escogerás bien. Veamos entonces varios aspectos que conocer y tener en cuenta antes de pedir dinero prestado. 

Diferencias entre un préstamo y un microcrédito

Cuando te pongas a mirar prestamos personales online o te acerques a una entidad bancaria a preguntar, vas a escuchar muchos términos que quizá no alcances a comprender de todo, entre ellos, préstamo personal, crédito o microcrédito. ¿Qué es cada uno? ¿Cómo afectan los intereses a la cuota mensual? 

Los microcréditos tienen origen en Bangladesh, cuando en los años 70, Muhammad Yunus, comenzó a implantar esta nueva forma de financiación que le llevó a ganar el Premio Nobel de la Paz. ¿Qué relación tenía este premio con prestar dinero? Muy sencillo, cuando Muhammad regresó a su país de origen, India, se dio cuenta de que la pobreza premiaba en muchos lugares y que la caridad solo era una solución pasajera. Creyó que era mucho mejor ofrecer un crédito, pequeño, a las personas que lo necesitaran con el fin de que pudieran luchar y salir adelante por ellas mismas. ¿Era arriesgado? Sí, pero le salió bien, porque aun cuando él mismo hizo de aval para las personas más desfavorecidas, casi el 100 % de los microcréditos fue devuelto. 

Su idea contribuyó en parte a erradicar un poco de pobreza en su país y a incentivar a los emprendedores a crear sus negocios gracias a un pequeño crédito. Y a día de hoy, millones de personas en todo el mundo pueden acceder a microcréditos con el fin de mejorar su situación. 

Los préstamos son más antiguos, y no se conoce con certeza cuándo se comenzó a prestar dinero con intereses. ¿Cuáles son las diferencias entre ambos términos? 

  • El aval. A diferencia de los préstamos personales online, los microcréditos no necesitan ni garantías ni avales. Esto, sin duda, es un alivio para aquellos que necesiten poco dinero para solucionar imprevistos. 

  • Cantidad. La cantidad máxima de un microcrédito no suele superar los 1000 euros, una diferencia notable con los préstamos personales que pueden rebasar los 30 000 euros. 

  • Al devolver. La forma de devolución de cada crédito también difiere, ya que los préstamos personales se devuelven en una cuota mensual durante varios meses o años, mientras que el microcrédito se devuelve de una sola vez y en un plazo muy inferior. 

Esperamos que esta información te haya ayudado a conocer más sobre los microcréditos. ¿Crees que un pequeño crédito podría ser suficiente para solventar tu problema, en lugar de pedir un préstamo personal con los inconvenientes que conlleva? Si es así, recuerda que ReviewsBird podemos ayudarte con las reseñas de usuarios para saber donde pedir microcréditos online

Requisitos para pedir un microcrédito

Como hemos mencionado anteriormente, los microcréditos no requieren de avales ni trámites complicados, aunque eso no significa que los den así por así o que cualquiera pueda conseguirlo. Hay muchas personas que confunden este tipo de crédito con un préstamo rápido de los que ofrecen distintas financieras que cada vez están más implantadas en todo el mundo. 

Si crees que un microcrédito puede salvar tu situación financiera, que puede ser la solución a los problemas ocasionados por la pandemia, entonces necesitas conocer los requisitos para pedirlo. Necesitarás: 

  • DNI. Tu identificación nacional es imprescindible. Si eres extranjero nacionalizado o residente en España, entonces te pedirán tu NIE. 

  • Vida laboral.Este informe que puede solicitar gratuitamente en una oficina presencial o virtual de la Seguridad Social, permite ver tu trayectoria profesional y por tanto, si eres una persona responsable y trabajadora que hará frente a los gastos y cuotas mensuales que conlleva un crédito. 

  • Nómina. Si trabajas por cuenta ajena, necesitarás presentar las tres últimas nóminas. En caso de que seas autónomo, será la renta, ya sea el último trimestre o el año anterior completo. Eso dependerá de la entidad bancaria o financiera. 

  • Informe sobre viabilidad financiera. 

  • Formulario de solicitud del microcrédito.

  • Entrevista personal. 

Hay que tener presente que pedir un crédito conlleva un gasto añadido, el conocido como TAE. Sus siglas corresponden a Tasa Anual Equivalente y no es más que los intereses que aportará ese crédito a la entidad bancaria o financiera. Es decir, si pagas una cuota mensual, en ella irá incluida una cantidad destinada al interés de ese préstamo, pero en conjunto, durante todo el tiempo de devolución del crédito se genera una cantidad mayor conjunta de todas esas pequeñas cantidades que has ido pagando en la cuota mensual. A los intereses al completo y en conjunto del importe total adeudado es lo que se conoce como TAE. 

Al solicitar un préstamo, en las condiciones, verás reflejado dicho término. Cuanto menor sea, menos pagarás de intereses. Por tanto, si necesitas consejos a la hora de elegir tu entidad financiera para solicitar tu crédito, no dudes en buscar entre nuestras opiniones de otros usuarios. 

Pedir un préstamo incluye la responsabilidad por tu parte, y la garantía de que podrás pagarlo, ya que de otra manera te podrían incluir en el ASNEF. ¿No sabes qué es y qué implica esto?

Qué es el ASNEF

ASNEF es un conocido fichero de morosos nacional en el que se incluyen los nombres y datos de personas que tienen algún impago, incluso si es pequeño con una compañía telefónica, por ejemplo. 

A este fichero tienen acceso todas las entidades financieras, las cuales acuden a él para asegurarse de la solvencia económica de la persona a la que le van a prestar dinero. Existen otros ficheros parecidos como el RAI, aunque este está relacionado más bien con empresas que con particulares. 

Qué implica estar en el ASNEF

¿Y si estamos en el ASNEF? ¿Cómo influye eso a la hora de solicitar un préstamo? Pues bien, los impagos no son un delito penal por el que se pueda ir a la cárcel, pero sí hay medidas judiciales que las empresas acreedoras, ya sea una entidad financiera o de otra índole, toman con el fin de forzar a los malos pagadores a solventar sus deudas. 

¿Cómo lo hacen? Pues bien, al estar incluido en esta lista, tendrás estos inconvenientes: 

  • Denegación de operaciones financieras. Si estás en el ASNEF por pequeña que sea la cantidad que debes, es muy difícil que ningún banco te dé un crédito o microcrédito. Es más, no solo eso, sino que no podrás tener una tarjeta de crédito, ni incluso un contrato de teléfono o internet a tu nombre. 

  • Límite de cantidades en créditos rápidos. Existen empresas que ofrecen créditos rápidos por cantidades inferiores a 3 000 euros, y lo hacen incluso si estás en ASNEF u otro fichero de morosos. El problema es que no podrás sobrepasar ciertas cantidades y que, además, tendrás que pagar más intereses y devolverlo en un menor plazo. 

  • Tendrás deudas nuevas. Si piensas pedir un crédito para resolver tu situación financiera, pero ya estás en el ASNEF, ¿no estás empeorando la situación? ¿No sería mejor eliminar la deuda que te tiene en el fichero y luego pedir un préstamo?

  • Al ser autónomo y estar en el ASNEF te surgirán más problemas, ya que tienes gastos añadidos como el pago a la Seguridad Social que puede dificultar el pago de deudas atrasadas. 

¿Cómo puedes saber si estás en el ASNEF? Si has dejado alguna factura por pagar, aunque sea pequeña, no significa que automáticamente la empresa te haya incluido en ese fichero, pues no todas lo hacen. No obstante, es lo más probable. Normalmente, la empresa o sus representantes legales deben informarnos de que hemos sido incluidos en el ASNEF, pero es posible que hayamos cambiado de número de teléfono, de dirección o que por alguna otra razón no hayamos sido notificados. Para ello, entra en la página del fichero y envía un email solicitando ayuda. 

Los microcréditos con ASNEF parecen fáciles de conseguir a través de empresas privadas que los prometen a cambio de intereses enormes o plazos muy ajustados. Tú eres quien debes valorar si realmente la urgencia es tanta como para afrontar dificultades como esas. 

¿Elegir un crédito en una entidad bancaria o a un particular online?

La demanda de créditos y microcréditos ha propiciado la aparición de distintos servicios presenciales u online que los ofrecen. ¿Cuál es mejor? ¿Quién ofrece mejores condiciones? Incluso dentro de un mismo grupo, por ejemplo, los bancos, las diferencias en los intereses y los plazos pueden ser enormes. De ahí la importancia de buscar opiniones de otros usuarios y comparar para encontrar las mejores condiciones. ¿Cuáles son las opciones disponibles?

Bancos

Esta opción es la más habitual y la más conocida, y posiblemente, de la que más se fíen muchos. Dependiendo del banco, puede ser o no una buena opción. ¿Por qué decimos esto? Porque en general, presentan estos inconvenientes: 

  • Criterios muy exigentes. Los documentos, solvencia económica y todo lo que piden los bancos es mucho más estricto que lo que pueden solicitar otras entidades financieras. De hecho, los bancos son los que más peticiones de créditos rechazan, lo cual no significa que nuestra situación no sea la apropiada. 

  • Son lentos. Dado que son exigentes y estrictos, la lentitud del proceso es larga. Y claro, cuando se solicita un crédito, normalmente es porque tenemos una situación urgente que resolver, lo que juega en contra de la forma tradicional de los bancos. 

A estos inconvenientes hay que sumar los desplazamientos y las largas colas de esperas a la entidad bancaria. 

Crédito online

Las empresas de crédito online siguen posicionándose como las preferidas a la hora de solicitar un préstamo. Aunque en el principio hubo mucho escepticismo al respecto, estas empresas están reguladas por la ley y nos facilitan muchísimo las cosas a la hora de pedir dinero prestado. ¿Por qué? 

  • Son rápidos. A diferencia de las entidades bancarias, estas empresas conceden préstamos a una velocidad increíble, ya que tienen acceso online a todos los datos que necesitan para ello. Las hay que incluso transfieren el dinero en menos de una hora. ¡Impresionante!

  • Son accesibles. No son tan exigentes y estrictas como los bancos, por lo que están abiertas a un mayor grupo de personas analizando las circunstancias y adaptando los productos a estas. 

  • Flexibilidad. Tienen la ventaja de ofrecer líneas de crédito para hacer frente a imprevistos de modo que podamos contar con dinero siempre y devolver solo el que usamos o hemos necesitado. 

Conclusión

Como ves, hay factores que tener en cuenta antes de solicitar un crédito, como nuestra dificultad para devolver el dinero, el peligro de vernos incluidos en el ASNEF y el tipo de entidad bancaria o financiera que elegimos. Es necesario analizar bien nuestra situación y seguir los consejos que te hemos dado para saber elegir. Recuerda que las opiniones de otros pueden ser una guía segura y fiable de cómo actúa cierta entidad u otra. 

Por otro lado, las páginas web particulares de préstamos parecen ofrecer más facilidades y comodidades, pero compararlas será lo que te ayude a una elección acertada.

Más Creditos & Préstamos