ReviewsBird
SegurosEnergíaTelecomTiendas OnlineVacacionesCreditos & PréstamosFinanzasServicios de AutomóvilesCitasServiciosGeneralAlimentación & bebidaDieta
Casa »  Blog > ¿Es España un ejemplo de transición energética?

¿Es España un ejemplo de transición energética?
20-01-2021

¿Es España un ejemplo de transición energética?


La aparición de las energías renovables en España representa un importante cambio en un sistema basado en el uso del petróleo, gas natural y carbón, a favor del aprovechamiento de los recursos renovables disponibles en el país.

Esta tendencia se dio gracias a la necesidad de implementar nuevas alternativas que intentasen frenar, o al menos disminuir, las emisiones efecto invernadero y el cambio climático. Sin duda, representa un reto, sobre todo cuando diferentes grupos ecológicos han señalado que la situación ya no es sostenible.

Si bien la idea es reducir el impacto ambiental, tanto España como otros países desarrollados deben afianzarse en el compromiso de hacer los cambios necesarios para que las energías naturales sean la pauta a seguir en la industria eléctrica.

A pesar que la implementación de estas energías ha sido más o menos lenta, cada vez más surgen nuevas políticas que mejoren las tecnologías en pro del medio ambiente.

Pasos para poder lograr una transición energética exitosa:

Para lograr la correcta implementación de las energías renovables en el país, es necesario cumplir con algunos pasos o facetas que serán vitales en el transcurso del tiempo:

1. Neutralidad de las emisiones:

La reducción de las emisiones de gases contaminantes busca hacerse efectiva a través de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, propuesta por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. El fin de la misma, en términos generales, plantea alcanzar la neutralidad de emisiones para antes del 2050.

Otros objetivos de la ley: instalar empresas energéticas 100% de fuentes renovables, al finalizar la próxima década, al menos el 35% del consumo debe ser energía renovable, el uso de las energías primarias deberán reducirse hasta, mínimo, un 35% del total.

Con la ley, se tiene la aspiración de que España alcance metas tanto a corto como largo plazo, en todos los sectores económicos.

2. Potenciar el uso de la energía solar:

Debido a una beneficiosa ubicación geográfica, España cuenta con una irrigación de luz solar constante a lo largo del año, por lo que la hace el lugar ideal para el aprovechamiento de esta energía natural en todo momento.

Gracias al avance de las tecnologías de autoconsumo de energía fotovoltaica, es posible que cualquier ciudadano pueda hacer las instalaciones respectivas. No obstante, la normativa regulatoria es una de las más prohibitivas en el mundo, por lo que se están haciendo los esfuerzos posibles para desestimar el llamado “impuesto al sol”.

3. Invertir en otros tipos de energía en España:

Uno de los aspectos más importantes para llevar a cabo una transición energética exitosa consiste en la inversión de energías limpias. Sin embargo, todo parece indicar que este proceso se ha ralentizado en España, especialmente en los últimos años.

Para encontrar una solución para esta situación, se propone la subasta de centrales eólicas e hidráulicas para que puedan ser acondicionadas por particulares y se oferten tarifas más económicas y, por ende, competitivas en lo que se refiere a las fuentes energéticas tradicionales.

Si bien es importante impulsar la industria de otros tipos de energía en España, no se puede dejar de lado el hecho de que este sector requiere de constante mano de obra capacitada para convertirse en un sector generador de empleos directos e indirectos.

4. Necesidad de alinearse con los parámetros establecidos por la Unión Europea:

Los países desarrollados asumieron la responsabilidad de juntar esfuerzos para ayudar a generar más fuentes de energía limpia y renovables. La idea es alinear todos los objetivos y poder obtener resultados duraderos para el futuro.

En caso de España, el avanzar con las políticas y metas establecidas, será posible disfrutar de los beneficios de las energías renovables mucho más pronto que las estimaciones pautadas por los organismos nacionales.

5. Distribuir los gastos de la transición:

Seamos sinceros, la transición a energías renovables toma tiempo, esfuerzo y dinero, por lo que se deben analizar cuáles son las herramientas más idóneas para lograrlo con éxito y en el menor tiempo posible.

Es por ello que, en algunos organismos nacionales, se pide una redistribución del gasto para también direccionarlo hacia varios sectores económicos igualmente responsables de acciones contra el cambio climático.

Disfrutar de un buen baño de agua caliente, calles bien iluminadas y ambientes agradables en cualquier época del año, son beneficios que disfrutamos gracias a un sistema energético eléctrico. Sin embargo, el plantear la transición a fuentes renovables se requiere de varios pasos importantes.

Por otro lado, si estás interesado en conocer más sobre la energía en el país, te invitamos a hacer clic en ReviewsBird en donde encontrarás toda la información que necesitas al respecto.