ReviewsBird
SegurosEnergíaTelecomTiendas OnlineVacacionesCreditos & PréstamosFinanzasServicios de AutomóvilesCitasServiciosGeneralAlimentación & bebidaDieta
Casa »  Blog > ¡Descubre los tipos de energía en el mercado español!

¡Descubre los tipos de energía en el mercado español!
19-01-2021

¡Descubre los tipos de energía en el mercado español!


En la actualidad, España cuenta con una variedad de tipos de energía que tratan de suplir la demanda en diferentes sectores de la economía. Además, también desempeñan un porcentaje importante en cuando a la producción nacional, convirtiéndose a su vez, en un sector estratégico e influyente.

Aunque se estima que la fuente principal de energía es de fósil (petróleo y gas), en los últimos años han ganado protagonismo aquellas del tipo renovable y natural, al punto de convertirse en una de las fuentes energéticas más utilizadas en la región.

Por otro lado, el cambio climático y sus consecuencias (como el efecto invernadero), alimentó la necesidad de impulsar otras industrias energéticas más amigables, pero que también sirvan para satisfacer una demanda cada vez más creciente.

El conocer los tipos de energía en España nos dará la oportunidad de estar más consciente de nuestro consumo y qué podemos hacer para elegir algún tipo que pueda prolongar la vida de nuestro planeta.

Tipos de energía presentes en el mercado español:

Combustibles fósiles: según estudios, España es uno de los tantos países que ha tenido una alta dependencia a los combustibles de origen fósil. En un principio, esto se dio principalmente para dejar de depender del carbón importado del Reino Unido.

El uso de los combustibles fósiles y sus derivados (considerados altamente contaminantes), alcanzó el máximo histórico en el 2008 con un 81% a nivel nacional. No obstante, la cifra comenzó a disminuir de manera significativa con la aparición de los tipos de energía renovables y más limpias.

Gas natural: se trata de otro tipo de fuente energética considerada de gran importancia, proveniente de gasoductos y cuyos suministros provienen del extranjero. Cabe destacar que, en un momento histórico, el gas natural se convirtió en una opción atractiva por poco contaminante y altamente aprovechable.

Ciclo combinado: con esta, se genera corriente eléctrica a través de dos ciclos termodinámicos integrados en un mismo sistema: uno que utiliza la combustión de gas natural, y otro de agua o vapor de agua.

En cambio, existe una variante llamada “cogeneración”, la cual incluye dos sistemas de producción, en la cual se obtienen energía eléctrica y térmica de manera simultánea. Según expertos, este método es mucho más eficiente porque se aprovecha la materia prima al máximo, pero sin generar demasiados residuos al ambiente.

Energía nuclear: a partir de este punto, comenzaremos a explorar más sobre otras alternativas energéticas de significativa importancia en España. En ese sentido, la energía nuclear dio sus primeros pasos a finales de los 60 con la apertura de su primera central en el país.

En la actualidad, la energía nuclear en España ocupa el segundo lugar de fuente de energía eléctrica para el 2018. No obstante, sigue siendo objeto de controversia, especialmente por la seguridad de las centrales, los residuos y la potencial proliferación de armamento nuclear.

Por otro lado, a pesar de las críticas que recibe por parte de grupos ecologistas, algunos sectores sociales y grupos políticos apoyan su uso, puesto que se ha convertido en una alternativa estable al momento de la obtención de corriente eléctrica.

Energía solar: a partir del 2000, la energía solar se ha convertido en una de las principales fuentes en el país, al punto de contar con plantas y estructuras que permiten su máximo aprovechamiento.

De hecho, debido a su privilegiada ubicación geográfica y situación climatológica, España se caracteriza por contar con una buena irrigación solar -la mayor parte del año- y por ende, una gran potencia fotovoltaica.

Con este tipo de energía, España se abrió paso a fuentes energéticas eficientes, renovables y más amigables para el ambiente.

A pesar de las ventajas ambientales de la energía solar, parece que uno de los problemas más importantes con su implementación está relacionado con las políticas implementadas para su aprovechamiento. De hecho, ha habido regulaciones legislativas que han ralentizado la instalación de plantas en el país.

Otras energías renovables:

Existen, además, otras fuentes de energías renovables que valen la pena ser mencionadas, sobre todo porque han ganado terreno desde finales del siglo pasado. Esto ha ayudado a que se genere mayor demanda y mejores tecnologías para refinar los procesos de generación eléctrica.

Energía eólica: además de una importante capacidad solar y nuclear, España también cuenta con la potencia del viento para la generación de energía eléctrica. Gracias ello, se han construido cantidad de parques eólicos para la cobertura de electricidad en varias regiones del país.

En este punto también vale mencionar la posible instalación de la primera central de energía eólica marina en, Las Cruces del Mar, la cual serviría como ayuda para la conservación de la zona y como impulso para la utilización de energías limpias que disminuyeran las consecuencias del cambio climático.

Sin embargo, la propuesta parece no haber avanzado demasiado por la falta de consenso de los pescadores, habitantes de la zona y ecologistas quienes, por cierto, enfatizan la necesidad de plantear una estructura como esta para colaborar con la reducción de los efectos del cambio climático.

Energía hidráulica: con el paso del tiempo, España también se ha convertido en país de referencia para Europa en cuanto al uso de la energía hidráulica, en especial, en los últimos años. El avance del uso de las energías renovables como estas, contribuyen a la construcción de plantas e instalaciones energéticas que puedan satisfacer la creciente demanda.

Energía geotérmica: consiste en el aprovechamiento de la energía que emana la Tierra desde el subsuelo. Al explotar las bondades de yacimientos con altas temperaturas, como las encontradas en la zona volcánica de las Islas Canarias, se podría generar energía eléctrica para alimentar una ciudad más de cinco veces su capacidad.

Estas fuentes limpias y amigables pueden significar un cambio importante para el equilibrio ambiental que queremos lograr. Por ello, si quieres saber más acerca de las energías renovables en España, resultará conveniente tomar en cuentas las ventajas y desventajas que cada una trae y cómo se pueden aprovechar efectivamente.

¿Por qué es importante conocer las políticas energéticas en España?:

Vivimos en una época en la que enfrentamos, por ejemplo, los gases efecto invernadero debido a las altas concentraciones de dióxido de carbono; y que nos obliga a ponernos en perspectiva e involucrarnos más sobre las políticas ambientales y energéticas de nuestros países.

Las consecuencias de este y otros daños que provoca las diferentes actividades humanas al ambiente, debe ser de conocimiento público para generar acciones realmente contundentes.

Por suerte, países desarrollados y en vía de desarrollo están aunando esfuerzos para generar fuentes limpias, renovables, competitivas dentro de las actividades económicas y eficaces para poder satisfacer la demanda general.

Asimismo, hay que tener en cuenta la importancia de apoyar las políticas que contribuyan al mejoramiento e inversión de estas energías renovables. ¿La razón? Reducir en lo posible la dependencia de los combustibles fósiles y sus derivados para garantizar una vida más plena y sostenible a las próximas generaciones.

Un buen paso para el conocimiento de esta información consistirá en revisar las opiniones de empresas energéticas para tener un acercamiento en cuanto a la materia.

Más aspectos importantes a tomar en cuenta:

Está más que claro que las energías renovables son significativamente más limpias y casi inagotables, pero también implica y menor dependencia de energías provenientes del exterior, mientras ayudan a la proliferación de tecnologías locales. Es por ello que destacaremos algunos puntos importantes al respecto:

Se estima que el sector de energías renovables también ayudó a la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, en la actualidad, la cifra ha aumentado significativamente desde la implementación de estas energías limpias en el 2008.

Las energías limpias fomenta el desarrollo de nuevos métodos para el mayor aprovechamiento de las fuentes renovables.

Las energías limpias evitaron más de 50 millones de toneladas de dióxido de carbono al ambiente, generando ahorros en el pago de derechos de emisiones. Representa, entonces, una disminución importante con ventajas económicas para el Estado.

Debido a la reducción del consumo de los biocombustibles, también produjo el descenso de las emisiones de gases efecto invernadero.

Por si fuera poco, las energías limpias ayudan al equilibrio económico en el interior de la región, puesto que gran parte de las plantas son instaladas en las zonas rurales, potenciando las zonas alejadas de las ciudades principales.

Conocer para concientizar:

Como mencionamos anteriormente, es importante familiarizarse con las legislaciones, normativas y conceptos básicos relacionados con el equilibrio ambiental, y aquellos referentes a la industria energética.

Esto implica lo siguiente: saber cuál es la distribución de las energías en el país, las ventajas de casa una, cómo se pueden aprovechar de la mejor manera, qué son los gases de efecto invernadero y atreverse a revisar comentarios como aquellas que pueden encontrarse en reviewsbird.es, la cual sirve de plataforma para conocer un poco más de este sector en España.

Si bien las energías renovables y las que no, dependen en gran parte de la ubicación, su aprovechamiento también es clave, sobre todo, en un momento como este en el que es necesario tomar las mejores decisiones que permitan revertir los efectos del cambio climático, y se pueda contar con un medio ambiente más equilibrado y apto para generaciones venideras.

La concientización también es un proceso que comienza en nuestras casas porque cada pequeña acción puede remarcar una diferencia importante. Entre todos, tenemos la posibilidad de apoyar medidas convenientes y necesarias para todos.