¿Qué cubre un seguro de hogar básico?

¿Qué cubre un seguro de hogar básico?

Seguros

Las viviendas son un patrimonio de peso económico y uno de los bienes más preciados por la mayoría de las personas. En este sentido contratar una póliza de seguro que proteja el hogar es un acto sabio. Ahora bien, según datos de la UNESPA, en España el 74% de las familias españolas cuenta con un seguro de hogar, tanto en las viviendas principales como secundarias. Pero ¿Qué cubre una póliza de seguro de hogar básico?

Las aseguradoras ofrecen una variedad en paquetes de seguros de hogar que se adapten a las necesidades de cada individuo. No obstante, casi todas las aseguradoras tienen un paquete básico que comparten en gran medida las mismas coberturas y tienden a ser seguros de hogar baratos. ¿Cuáles son las coberturas básicas de estos seguros?

Coberturas básicas 

El objetivo de los seguros de hogar es resguardar las viviendas y los bienes que estas contengan. Por lo tanto, las coberturas básicas que estos presentan continuamente son la cobertura contra incendios, robos y hurtos, explosión y caída de rayo, daños eléctricos o daños por agua, además de coberturas por daños atmosféricos. Te invitamos a consultar la plataforma de ReviewsBird.es donde encontrarás opiniones en seguros sobre diferentes aseguradoras.

Coberturas contra incendios 

La cobertura de incendios es una de las principales razones por las cuales obtener un seguro de hogar. Este cubre los gastos ocasionados por fuego o los deterioros que se sufren como consecuencia del calor y el humo. Un detalle muy favorable de esta cobertura es que la aseguradora se encarga de pagar los gastos de demolición, remoción de escombros y el traslado del mobiliario del hogar donde ocurrió el incendio. 

Aunque cabe destacar que esta cobertura básica no cubre los daños ocasionados por fumar, por lo que, si el incendio se origina por apagar mal un cigarrillo, no recibirás el apoyo de la aseguradora. A esto hay que incluir los siniestros que se derivan de poner un tupper encima de una vitrocerámica caliente u otros descuidos como este. 

Coberturas contra robos y hurtos 

Esta cobertura protege tu patrimonio en caso de robo. Dependiendo de la póliza de seguro que se haya contratado esta cobertura abarca los daños causados por el robo en el domicilio, la reposición de los bienes perdidos durante el siniestro, la reparación o cambio de cerradura, entre otros detalles. 

Cobertura por explosión y caída de rayo 

Se encarga de sufragar los daños ocasionados en los bienes materiales y los gastos derivados de la extinción, demolición, desescombro y posterior acción de las actividades. También abarca los daños eléctricos sufridos por la sobretensión o inducción que genera la caída de un rayo. Además de los deterioros generados por los vapores de altas temperaturas. 

Cobertura por daños eléctricos 

La cobertura por daños eléctricos cubre todos los aparatos electrodomésticos de la vivienda, que hayan hecho corto circuito o hayan recibido una subida de tensión por la caída de un rayo o algún desperfecto de los mismos. A esta cobertura no están sujetos los daños ocasionados a las bombillas, lámparas, fluorescentes u otros parecidos a estos. 

Coberturas de daños por agua 

Todos los deterioros o daños que se generen por algún escape, filtración, roturas u omisiones de cierre de grifos, son pagados por esta cobertura. En lo que respecta a los gastos de localización y reparación de la tubería también corren por parte de esta cobertura. En el caso de que ocurra algún atasco de tubería estas pólizas básicas no lo cubren, así que el gasto correrá por parte del propietario.

Coberturas por daños atmosféricos 

Esta cobertura es amplia y abarca los deterioros ocasionados por la lluvia, como es el caso de las inundaciones a causa de esta, incluyendo la extracción del lodo. También protege contra los daños por granizo o nevadas, en cuyo caso las compañías no tienden a establecer un mínimo, estando seguros en la mayoría de los casos. Además, están incluidas las ráfagas de viento, que lleguen a los estándares pautados en la póliza, que por lo general tienden a colocarse desde 120 km/h. 

Sin embargo, al momento de saber a detalle los aspectos que cubren las pólizas por fenómenos atmosféricos es mejor consultar las condiciones generales y particulares de cada uno. Es muy común que en esta clase de pólizas estén exentos la cobertura en daños ocasionados a los bienes que estén al aire libre, los daños en el interior por descuido, como por ejemplo dejar la puerta o ventana abierta por lo que la nieve o al agua puede penetrar.  

Responsabilidad civil 

Esta es otra de las coberturas básicas de los seguros de hogar. La cobertura de responsabilidad es muy útil, dado que cubre los daños que el propietario pueda ocasionar a terceros. Un ejemplo de activación de esta cobertura, puede ocurrir si tu lavadora se daña y le ocasiona una gotera al vecino. La cantidad máxima que suele oscilar esta cobertura de daños a terceros suele estar entre los 150.000 y 300.000 euros y abarca los daños materiales, personales y defensa jurídica.  

Cobertura por rotura de cristales, espejos y vitrocerámica

La cobertura cubre las roturas tanto de los cristales de las ventanas y de las terrazas además de los muebles, repisas u otros mobiliarios de materiales como el metacrilato, vitrocerámica y similares.  

Cobertura por actos vandálicos 

Abarca los daños ocasionados por un tercero, el cual no sea miembro de la familia o viva en el domicilio y el acto entre en la clasificación de acto vandálico. Siendo este un acto que genere daños malintencionados en el contenido del hogar. 

Conclusión 

Los seguros de hogar no son obligatorios, pero son una gran herramienta para proteger el valioso patrimonio, así que es muy aconsejable la adquisición de uno. Antes de optar por la contratación de alguno es importante que revises las opiniones sobre tipos de seguros y realices una comparación para constatar cuál se adapta mejor a tus necesidades y obtengas un buen servicio. 

Más Seguros