¿Qué es un mediador de seguro y cómo sacar beneficio?

¿Qué es un mediador de seguro y cómo sacar beneficio?

Seguros

Al momento de considerar la contratación de seguros, siempre se recomienda contar con el asesoramiento de una empresa o persona que al final tome la decisión más adecuada según las necesidades del cliente.

Asimismo, no solo se trata de escoger la mejor opción, sino también encontrar cuáles son los beneficios de la póliza y que, al final, no implique un desbalance demasiado grande al bolsillo.

Aunque parece una tarea titánica, pero sí es posible encontrar el equilibrio entre un buen seguro y un coste manejable a lo largo del tiempo, con la ayuda de un mediador. Es por ello que, a continuación, te hablaremos más sobre esta figura, beneficios y algunas características que valen la pena destacar.

¿Qué es un mediador de seguro?:

Un mediador de seguros es una figura jurídica o natural, que trabaja como una especie de asesor y cuya función es analizar información sobre pólizas, modalidades, coberturas y compañías que más se ajusten a las necesidades del cliente. Asimismo, también tienen la responsabilidad de destacar cuáles son los potenciales riesgos y consecuencias económicas que se pueden presentar al respecto.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de mediadores de seguros. Saber algunos de ellos, nos darán luces sobre dónde encontrar un seguro adecuado a lo que buscamos. Son los siguientes:

a) Agentes de seguro: trabajan en una relación de dependencia y contrato directo con la aseguradora.

b) Operadores de banca-seguros: trabajan como agentes exclusivos y forman parte de la red de distribución de las entidades crediticias.

c) Corredores: el corredor (o correduría de seguros en caso de una persona jurídica) trabaja de manera independiente e imparcial, puesto que no hay un vínculo que alguna aseguradora o empresa relacionada.

La particularidad de este tipo de mediador es que ofrece un tipo de atención personalizada y están obligadas a informar todos los detalles de las pólizas, beneficios y coberturas a quien los contrate. Al final, garantizan una gama de productos y servicios.

Diferencias entre una correduría y una aseguradora:

Es frecuente escuchar el término “correduría de seguros”, por lo que hace necesario ahondar un poco en el tema al establecer algunas diferencias entre las funciones de esta y una aseguradora:

-Una correduría de seguros Madrid es totalmente independiente de cualquier compañía aseguradora, por lo que es natural ver una variedad de ofertas y productos que pueden adecuarse según las necesidades de cada cliente.

-Por otro lado, una agencia tiene una relación mercantil de dependencia con una compañía aseguradora y solo ofrece productos y pólizas de la misma.

Al remarcar esta diferencia, encontramos la importancia se sabe qué es una correduría de seguros y lo que puede representar a un potencial cliente. Por ende, mientras se cuente con información al respecto, mayores serán las probabilidades de escoger la modalidad más idónea para cada quien.

Beneficios de un mediador de seguros:

Ahora bien, luego de conocer cuáles son los tipos de mediadores de seguros, veremos las ventajas que estos tienen al momento de hacer la contratación de sus servicios:

-Un mediador es una figura con un alto conocimiento de las pólizas, coberturas y primas, sobre todo porque –profesionalmente- se le exige estar en una constante formación al respecto.

-El mediador tiene el deber de asesorar lo mejor posible al cliente, por ello contarás con un trato personalizado a lo largo del cumplimiento del seguro.

-Los servicios de un mediador no solo se limitan a la hora de hacer la venta del seguro, sino que también comprende a la asistencia posventa. Este, por cierto, hace un debido seguimiento acerca del cumplimiento del contrato.

-Según la ley 27/2006 cualquier mediador de seguro deberá contar con un grado mínimo de formación. Esto, por cierto, implica que también manejan su trabajo desde la honestidad y transparencia.

¿Cómo sacarle beneficio a un mediador?:

Con saber los beneficios de un mediador, se sabe qué tipo de servicios podemos contar al respecto. Ahora bien, cada cliente que opte por este tipo de servicios, tiene el derecho de hacer quejas, comentarios y reclamaciones, y que cualquiera de estas sea debidamente atendidas por la entidad.

Lo anterior corresponde a la ley normativa de protección a la clientela, y la cual debe aplicarse a todos los departamentos y servicios de atención al cliente. Al final, cada uno de nosotros tiene el deber y el derecho de contar con toda la información pertinente y en todo momento.

Por otro lado, en caso de querer obtener más contenido al respecto, pero desde la experiencia del consumidor, puedes revisar comentarios y reseñas en páginas como reviewsbird y seguromail.

Más Seguros